Previo a la cirugía se requiere una valoración inicial del equipo multidisciplinario, estudios de laboratorio, sonografía y endoscopia.

Los distintos procedimientos bariátricos se clasifican en tres tipos:

1. Procedimientos restrictivos.
2. Procedimientos malabsorptivos.
3. Procedimientos mixtos.

Los procedimientos restrictivos se caracterizan por limitar la cantidad de alimento que puede ingerirse. Estos procedimientos implican una modificación en la capacidad del estómago, ya sea por medio de grapas o de banda gástrica.

Los procedimientos malabsorptivos modifican la capacidad de absorción de los alimentos en el intestino. Algunos ejemplos son la derivación biliopancreática, la derivación yeyunoileal, y la derivación yeyunocolónica.

Los procedimientos mixtos son una combinación de los dos anteriores, y poseen una parte restrictiva y una malabsorptiva. Los ejemplos más comunes de estos procedimientos son el bypass gástrico y el switch duodenal.

Riesgos

Cada procedimiento tiene ventajas y desventajas. El paciente debe conocer muy bien todas las características de cada uno de estas técnicas, y en conjunto con su cirujano, decidir cuál es el procedimiento más adecuado para él.

¿Quién es candidato?

En México, la Norma Oficial Mexicana para el tratamiento integral de la obesidad señala que la cirugía bariátrica está indicada en pacientes con un IMC mayor a 40, o en pacientes con un IMC de 35 o más que padezcan alguna de las enfermedades relacionadas con la obesidad.


¿Cómo saber si soy candidato?